De sangre y otras maldades en los cuentos tradicionales

De sangre y otras maldades en los cuentos tradicionales

Una recomendación imprescindible para todo aquel que esté interesado en literatura infantil y juvenil es leer los cuentos tradicionales en formato original. Cuentos como Caperucita Roja, Los Tres Cerditos, El Patito Feo o la Cenicienta, han ido pasando de boca de padres a orejas de hijos, de generación en generación y se han ido modificando con el paso de los años para adaptarse a las tendencias educativas del momento. Personalmente, leer estos cuentos en primeras versiones recogidas en papel me hizo descubrir nuevos cuentos macabros, sangrientos y con historias desgarradoras.

La mayoría de las cuentos tradicionales han pasado por un proceso de desdramatización en el que se han eliminado, poco a poco, ciertos elementos que hoy nos pueden sorprender. Recuerdo cuando me compré el libro «Los cuentos de los hermanos Grimm» en una renovada y preciosa edición de Taschen. Algunas de las historias no las había leído antes pero otras, como la clásica Cenicienta, creía dominarla. Mi sorpresa llegó a leer ciertos aspectos tenebrosos, oscuros y sanguinolentos que me pusieron la piel de gallina. Por ejemplo, las malvadas hermanas de Cenicienta tratan de encajar sus enormes pies dentro del zapatito de cristal de la talla 36 que el Príncipe iba paseando. Tal era su ansia por convertirse en reinas que se avalanzaban a cometer ciertas barbaridades:

«Esta (una hermanastra) se fue, pues, a la habitación y afortunadamente el dedo gordo le cabía, pero el talón era demasiado grande. La madre le alcanzó el cuchillo y dijo:
– Córtate un trozo de talón. Cuando seas reina no necesitarás ir más a pie.
La muchacha se rebanó un trozo de talón, metió el pie a duras penas en el zapato, apretó los dientes dominado el dolor y salió junto al hijo del rey»

Y el tonto del príncipe sólo se daba cuenta de que era una farsante cuando veía resbalar la sangre por el lomo del caballo. ¿Qué pasaría si contáramos hoy a un niño los cuentos como eran originalmente?
Algunos creen que traumatizaríamos a los niños para toda la vida, otros opinan que los haríamos más fuertes para aguantar los varapalos que les llegarán de adultos. Yo simplemente opino que se troncharían de la risa con tanto malvado y tanta sangre. 

One Response

  1. Anonymous
    Anonymous - at - - Contestar

    Me gusta mas la version originial, VOSE siempre! como en el cine.

Leave a Reply

Acepto la Política de privacidad

*

  • Responsable: Sopa de Sapo S. Coop Pequeña.
  • Finalidad: Moderar los comentarios de los usuarios.
  • Legitimación: Consentimiento de los usuarios.
  • Destinatarios: Estos datos no se comunicarán a ninguna persona ni organización.
  • Derechos: El usuario tiene derecho a acceder, rectificar o borrar sus datos.
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite el borrado por parte del usuario.
  • Información adicional: Puedes consultar información adicional sobre Protección de Datos en el siguiente enlace: www.sopadesapo.com/politica-privacidad/
  • Sapo y... ¡sus múltiples estados de ánimo!
  • Nuestras recomendaciones más especiales
  • ¡Sapo siempre os acogerá con los brazos abiertos!

¡Ven a vernos!

HORARIO AGOSTO

Lunes a Viernes:
11:00 - 14:00 y 17:00-20:00
Sábados de agosto:
CERRADO

Plaza Indautxu
C/ Aretxabaleta, 6
48010 - Bilbao

hola@sopadesapo.com94 405 47 58